La RAE como una caja de “Persil” para celebrar su 300 cumpleaños.


From Wikimedia Commons, the free media repository.
Svenska: Äldre emaljskylt för Persil
Date 2 August 2013, 17:32:27
Source Own work
Author Holger.Ellgaard
Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported

Cumplir años y que te disfracen sin pedirlo debe de ser la última pero que te disfracen y te ridiculicen ya debe de ser lo más, de lo más.

Así que vamos al tajo que es lo único que una mujer sabe hacer y no del todo bien, visto lo visto.

Estoy hasta las narices, no hay día, semana o mes en la que no encontremos un anuncio en el que se utilicen los tópicos típicos para publicitar cualquier producto, desde electrodomésticos hasta recambios de coches. Aunque quiero creer que no era su intención, este pasado 26 de septiembre la Academia de la Publicidad para felicitar a La Real Academia Española (RAE), con motivo de sus tres siglos de vida, lo hicieron “con lo que mejor saben hacer” según ellos mismos dicen, les regalaron un anuncio que yo calificaría de “regalo envenenado”, me refiero a esos que te ves obligado a agradecer sonriendo y con los que no sabes que hacer ya que por vergüenza no se pueden ni “re-regalar”.

Tópicos típicos, en un país en que los creativos asociados, y digo “los” ya que tan solo hay una mujer entre los treinta y siete “Miembros de Honor” y 9 mujeres ocupando cargos en los 34 que tiene la “Junta Directiva, Jurado y Organización” sumen y sigan; tópicos típicos como iba diciendo, en un país en que los creativos van de cultos, de progresistas, de solidarios, sensibles comprometidos y a la hora de la verdad demuestran ser unos rancios, repetitivos, cínicos, misóginos, lerdos y algún calificativo más que no escribo para no ofender al lector. Estos creativos están a años luz de la sociedad y las verdaderas necesidades materiales, emocionales e intelectuales que necesita, olvidan constantemente una ética básica que debería ser exigida a anunciantes y anunciadores para hacer este mundo más igualitario y justo, para ello no hay que renunciar al humor, pero señores humor inteligente ya me aburren soberanamente en general con sus idioteces budistas, sus mensajes lacrimosos con final feliz, su optimismo por obligación o la divulgación seudo científica, pero la utilización de cierto humor, me resulta insoportable.

Anuncien, señores anuncien y para anunciar lo primero que hubiesen podido hacer es ir a “la fuente”, en este caso la RAE y buscar, ¿que dice la RAE del verbo anunciar?: anunciar. (Del lat. annuntiāre), pues eso den una noticia, avisen de algo; publiquen, proclamen, hagan saber que “La Real Academia Española ya tiene 300 años, que se la conoce habitualmente por la (RAE), que nació para «fijar las voces y vocablos de la lengua castellana en su mayor propiedad, elegancia y pureza» y que en 1993 en sus nuevos estatutos consideró necesario supeditar el antiguo lema fundacional –Limpia, fija y da esplendor– y que su misión principal sería regular el funcionamiento del idioma y mantener la unidad del castellano en todo el ámbito hispánico, no solo en Villa Arriba y Villa Abajo, propósito que ha cumplido, cumple (a veces con polémica) y cuyo resultado se concluye con la elaboración y edición de los diccionarios académicos que contemplan también la Gramática, la Ortografía. Es más señores de Atapuerca ¿Saben que la RAE tiene una fantástica App oficial gratuita, disponible a través de la editorial Espasa Calpe, para iOS y Android? ¡Que tiene web! fea, pero la tiene, vamos que la RAE con sus más y sus menos es una chica moderna y mola mazo, entonces van ustedes y la disfrazan de caja de jabón en polvo, en mi caso lo único que han conseguido es que, cuando veo mis volúmenes en la estantería del estudio, jure en hebreo, porque ahora se han convertido en cajas de “persil” y como soy un poco maniática del orden no se si ponerlos debajo del fregadero o llevarlos al cuarto de la despensa.

Se me olvidaba señores de la Academia de Publicidad, tanto hablar del fondo casi paso por alto la forma, la utilización de este humor poco inteligente les ha llevado a mostrar una mujer, ama de casa y madre, a la cual no puedo identificar con nadie en concreto, he buscado en los anales de mi memoria y me ha sido imposible (no me casa la estética con la expresión oral de la señora), me hace pensar que ha de ser el reflejo de su propia realidad y existencia, lo siento por ustedes tiene que ser muy triste haber sido o ser testigos de una ignorancia tan extrema y tiene que resultar muy doloroso ,  haciendo uso de mi capacidad de empatía entiendo que necesiten reírse de esa realidad, si yo tuviese una madre, una hermana o una hija así también lo haría.

Para terminar me permito recomendarles que dejen instrucciones para dentro de cien años y en su próximo regalo envenenado a la RAE continúen utilizando los típicos tópicos, por ejemplo, un profesional liberal, macho de carnes duras y consistentes, bien dotado, marcando, mostrando pecho, con un dialogo inteligente, maravillosa expresión lingüística y tono de voz, lo que nos vamos a reír sabiendo todo el planeta donde tienen el cerebro los hombres (no se ofendan que es humor estilo Academia) y seguro que estará realizado con mucho “Autocontrol” ese que anuncian en la radio y dice que “anunciantes, agencias y medios trabajan para que la publicidad sea veraz, legal, honesta y leal”.

Si han conseguido llegar hasta aquí véanse el anuncio l@s que no lo hayan hecho y si quieren comentar por favor no sean dur@s que todavía estoy pensando dónde poner las cajas de jabón en polvo.

Otras opiniones:
Ozú con las Academias” en Las princesas también friegan.

En prensa:
“La mujer del spot de la RAE no está arquetipada como encargada de las tareas domésticas” en 20minutos.es